martes, 27 de octubre de 2009

Tribus Urbanas: Los EMOS


Nueva entrada pero idéntica temática: tribus urbanas nacidas en el país del sol naciente y que, debido a su enorme aceptación entre los más jóvenes, se han extendido a lo largo de todos los continentes. Esta vez el turno es para los Emos.

En concreto, la tribu de los emos está íntimamente ligada al mundo de la música, algo que también ocurre con lo heavys, por ejemplo. Ambos tienen claras sus preferencias musicales y, de una manera u otra, la reflejan en su modo de vestir, de una forma alternativa y única.

Pero ahora me centro en los emos. Este movimiento nace a mediados de los años 80 (aunque ha sido en estos últimos años cuando ha alcanzado el apogeo) con la popularización del punk hardcore americano, que la trajeron grupos como Bad Religion o Minor Threat. Ellos fueron los encargados de crear un nuevo tipo de música, basado en patrones estéticos y musicales muy distintos a los habituales tan comerciales del momento. Esto es en cuanto a la música, pero si hay algo que caracterice a los emos son dos cuestiones básicas: su actitud frente a la vida y su forma de vestir.

Remontándonos a la etimología de la palabra emo, hay que tener en cuenta que se trata de una abreviatura de Emotional Hardcore, la cual viene a decir que se reivindica un carisma crítico y disconforme con la sociedad actual, centrándose más en las emociones de cada persona. Así pues, los emos son personas que no están conformes con el mundo en el que les ha tocado vivir, tienen ideas más radicales y albergan un gran sentido artístico y emocional en su interior. Son ante todo grandes sentimentales que gozan de un espíritu más receptivo que el resto de las personas y, para poder expresarlo, utilizan su físico para ello. Se ha dicho que los emos son los que no desean vivir, los que no temen a la muerte y los que siempre tienen un semblante serio, apático y ven el mundo de color negro; con un espíritu derrotista y muy pesimista. Sin embargo, nunca está de más recordar la frase de que no hay que generalizar. Y es que los emos también sienten la alegría, las bromas, la ironía. Sólo que todo lo llevan al terreno sentimental: viven más intensamente todo lo que les rodea.

Aclarado ya el aspecto emotivo, sería conveniente describir el aspecto físico de esta tribu urbana. Suelen llevar camisetas oscuras y vaqueros, pitillos sobre todo. Las chicas usan mucho el color rosa, combinado con el negro y el blanco. Si nos fijamos en los estampados y materiales, entre los emos está a la orden del día el tul, las correas de calaveras, las metálicas o de dibujos, las rayas bicolores (normalmente negro con otro color), las mochilas, mensajes irónicos en las camisetas, guantes bicolores, gafas de pasta oscura y sudaderas. También se preocupan mucho por su pelo. En ocasiones se lo tiñen de colores oscuros como negro azabache o azul marino, o se ponen mechones de colores y extensiones. Tanto chicos como chicas suelen llevar medio flequillo, a veces tan largo que no se le ven los ojos, y las chicas van con el pelo cardado. Y es que los estilos de peinado es algo muy significativo dentro del mundo de los emos.




jueves, 22 de octubre de 2009

Tribus Urbanas: Las LOLITAS


Aquí os pongo una nueva entrega de Tribus urbanas. Esta vez la entrada va sobre las Lolitas. El término Lolita no hay que confundirlo con el significado que en Occidente tiene esta acepción por la novela de Vladimir Nabokov, ya que aquí se considera a una lolita una joven provocativa que evoca en hombres maduros fantasías sexuales. Pero en Japón este sentido dista mucho. Para la sociedad nipona las lolitas son chicas cuya apariencia es sumamente delicada, de aspecto frágil y dulce, amable y femenino, como una muñeca de porcelana. Por tanto, el mundo lolita es una subcultura japonesa (la cual ha llegado a todos los rincones del mundo por su rápida difusión en mangas y animes) que mezcla toques estéticos que recuerdan a la época victoriana, al romanticismo y al rococó.

Si ya dije dónde se reunían normalmente las gals, ahora especifico que las lolitas también tienen sus zonas predilectas. En este caso, ellas optan por el puente Harajuku, de Tokyo. A modo de curiosidad, hay que decir que este puente ya es mundialmente conocido por ser “el rincón de las lolitas”, donde todas se expresan libremente mediante sus vestimentas y accesorios tan llamativos como sombrillas para protegerse del sol o peluches y muñecas que van con ellas a todas partes. Otros elementos característicos de esta tribu urbana son las medias de encaje, los lazos, los sombreros, las plataformas y maquillajes suaves, muy naturales.

Y como en toda tribu urbana que se precie hay subcategorías, las lolitas no iban a ser menos. Dentro de las lolitas hay géneros muy dispares, pero los más comunes son los siguientes:

Gothic Lolita- suelen vestirse únicamente con los colores blanco y negro. No obstante, también optan por colores oscuros como el azul marino y el morado. Como características propias de esta variante de lolitas, tenemos los gustos por la música clásica, la ópera y la gótica, complementos como calaveras, crucifijos, candelabros, etcétera.

Sweet Lolita- son las más comunes, las que visten con colores pasteles y lucen llamativos vestidos, abullonados y muy pomposos, con cancanes y diademas a juego para el cabello. Aunque priman los estampados lisos, no es raro ver vestidos llenos de cerezas, flores, corazones, dulces o animales.

Hime Lolita- literalmente, hime significa princesa. Este estilo de lolita es muy romántico y elegante, apto sólo para las chicas con un gran poder adquisitivo, ya que un vestido de este tipo puede llegar a costar hasta 400€.

Lolita para hombres, Ōji y Kodona - los Ōji son la versión masculina de las hime lolitas. Por lo tanto, su estilo es muy “principesco”, elegante, distinguido e inspirado en la época victoriana. Destacan por el uso de calcetas, sombreros de copa, corbatas y colores oscuros. El Kodona es un estilo más aniñado, muy similar al anterior pero se diferencian en que llevan el pelo largo y en lugar de corbata usan pajarita.

Buscando por Youtube, he encontrado varios vídeos que ilustran muy bien esta moda. Aquí pongo el enlace de uno de ellos por si queréis verlo : http://www.youtube.com/watch?v=TIsJ21pvBsE



miércoles, 21 de octubre de 2009

Tribus Urbanas: Las GALS

Seguro que muchos de vosotros conocéis el significado de la palabra GAL, pero también habrá muchos otros que ni siquiera la hayan oído. Así que tanto para los que ya conocen el término como para los que no, desde aquí paso a realizaros una panorámica de lo que son las gals, de los diferentes tipos que hay, de sus influencias y de sus gustos en ciertas materias. Espero que la lectura sea a la par divertida y productiva.

Comenzamos pues…Las Gals son una serie de chicas jóvenes (aunque no hay edad concreta, la media oscila entre mujeres de 15 a 30 años) a las que les encanta ir a la moda, comprar complementos, cuidar su imagen hasta en el más mínimo detalle (manicura, pedicura, peluquería, bronceado…), ser observadas por el resto de la sociedad y vivir la vida siempre de una forma alegre y optimista, sin preocupaciones de por medio.

Lo primero sería saber cómo surgió esta forma de vida porque las gals son algo más que una simple vestimenta, son actitudes y pensamientos que traspasan a sus prendas y accesorios. En cuanto a su origen hay varias teorías pero las más consolidadas son dos. La primera de ellas es la de que las japonesas querían imitar el estilo occidental. Durante los 70 y 80 las japonesas imitaban a sus ídolos, que tenían un aspecto infantil e inocente. Con el progreso se empezó a visionar productos americanos, series en su gran mayoría, y de ahí se fijaron para elegir su atuendo. Empezaron a aflorar centros de bronceado, a desear ser rubias y más altas y a enseñar un poco más su cuerpo de lo habitual, ya que en Japón la indumentaria femenina por aquel entonces era muy sobria. Otra de las teorías es la de las Bodicon, íntimamente ligada a la primera. Las Bodicon nacen en la ciudad de Osaka, a mediados de la década de los 80. Estas mujeres sentían la necesidad de cambiar y aceleraron el avance de la mujer japonesa. Por tanto, las Bodicon comenzaron a vestir de forma más llamativa, con vivos colores y prendas inusuales: eran la nueva mujer, la que no sentía sumisión ante el hombre. Pero sus ansias de libertad no se quedaron solamente en la ropa: estudiaron, consiguieron buenos empleos y dejaron a un lado la típica preocupación del matrimonio. El lema de estas mujeres podría traducirse como algo así: Vestimos como queremos, vivimos como queremos y con eso somos felices. Nuestra vestimenta no nos hará grandes pero para nosotras es suficiente.

Ahora me detengo a contaros cómo se divierte una gal. Este tipo de jóvenes van a los mismos sitios que las personas de su edad, es decir, van al cine, a cenar, al parque…Sin embargo, si hay algo que las caracterice, además de su ropa claro está, es que las gals suelen organizar, eventualmente, reuniones exclusivas para ellas pero en las que están presentes los medios de comunicación y donde las gals se sienten realmente en su salsa. Y, como no podía ser menos, también cuentan con sus habituales sesiones de belleza y de compras en todo tipo de tiendas, desde las más baratas hasta las más chic, pasando por mil puestos de complementos, los cuales, mientras más llamativos y originales, mejor. El lugar donde suele verse este tipo de eventos y están las tiendas más visitadas por las gals, se encuentra en Shibuya, en el conocido centro comercial 109, el cual ha sido dibujado muy a menudo en los mangas donde las protagonistas buscan, literalmente, cosas bonitas.

Antes de pasar al último apunte sobre las gals, quisiera dejar bien claro la leyenda urbana de que las gals se prostituyen para conseguir dinero y poder comprarse más ropa. Categóricamente, no puedo afirmar que esto es falso. Claro que las hay, pero es como todo en esta vida: no se puede generalizar. Hay muchas gals que sólo son gals en cuanto a sus prendas o su forma de ver la vida, y hay otras gals que sólo piensan en la moda y en conseguir el último bolso de la marca más conocida y chic del momento y hacen lo que sea para obtenerlo. Pero esto no sólo les pasa a las gals, también lo vemos en nuestro día a día. Puede que no por un bolso, pero sí por un puesto de trabajo o similar.

Y, para concluir, hay que saber que gals hay muchas, tantas como personas que dicen serlo. Por eso se estableció dentro de esta tribu urbana dos grandes categorías con sus correspondientes divisiones: una según la forma de vestir y otra según el tono de piel. Sobre la primera, la forma de vestir, puedo decir que hay gals muy variadas, tales como:

Lokogal- digamos que son gals que se visten con un look inspirado en Hawai, con pareos, hibiscos, grandes pamelas y ropa muy veraniega.

Himegal- son chicas romáticas, que se inspiran en la época victoriana y en los cuentos de hadas para vestirse. Se caracterizan por usar colores pasteles, maquillaje suave y en tonos rosados y un color de pelo oscuro. Adoran los complementos antiguos y los animales exóticos como los leopardos.

Shortgal- son las gals deportivas, aquellas que visten con ropa cómoda y urbana, con gorras o viseras, vaqueros, muñequeras, calentadores y sudaderas. No se suelen maquillar demasiado y siempre combinan sus complementos deportivos con grandes plataformas y botas.

B/gal- son jóvenes raperas, que visten con tendencias del hip-hop. Son las que llevan pantalones anchos, ropa holgada y muchos accesorios de oro o plata.

Onee gal- son las gals más adultas, con un estilo más serio y elegante. Distan de los colores llamativos y optan por colores camel y oscuros, con caros complementos como diamantes y otras piedras preciosas. Su gran inspiración es la actriz Audrey Hepburn.

Otras- serían las gals que visten con estampados de animales o las que van muy glamurosas a cualquier lugar. Pero en sí no son parte de ninguna categoría anterior.

Y sobre la clasificación según el tipo de piel, observamos a tres grandes grupos:

Ganjiros- son las gals de piel blanca, las que no se preocupan por lucir un bronceado durante todo el año ni tampoco se decoloran el pelo. Por esta razón, son las que menos llaman la atención, ya que, perfectamente, pueden pasar por simples chicas que van a la moda.

Ganguros- estas chicas tienen un color de piel más oscuro, el cual logran con interminables sesiones de rayos UVA. Además, para pertenecer a este grupo es indispensable el tener el pelo teñido, a ser posible de rubio platino, y usar un maquillaje que resalte su moreno artificial.

Manbas- son las que más llaman la atención. Para ello, calzan plataformas de más de 15 centímetros, usan ropas escuetas, maquillaje blanco, se tiñen el pelo de colores y su piel está muy tostada.