jueves, 13 de mayo de 2010

Otra de recetas: YAKISOBA

Pues sigo con la segunda parte de mis recetas japonesas. Esta vez toca… yakisoba¡¡¡¡ Se trata de un plato fácil de preparar, rápido y que con una pequeña ración ya tienes todo un almuerzo, porque llena que no veas... (claro que también depende de cuántos ingredientes le pongas y del apetito que tengas en ese momento). En un cuarto de hora aproximadamente y por un módico precio, tienes este plato que es muy común degustarlo en Japón sobre todo en festivales, fiestas ocasiones especiales.

A la receta de yakisoba le sucede lo mismo que a la de las onigiri: tiene unos ingredientes base y otros que los puedes variar según lo que desees o tengas. En realidad, aunque puede que suene algo vulgar, la comida yakisoba (salvando las diferencias de la salsa yakisoba y de algunos ingredientes más orientales) podría venir a ser unos spaghetti con hortalizas y carne. Pero ya os digo, que a los yakisoba se les puede echar desde verduras, a carne, pescado o un poco de todo. Por lo tanto, se trata de un plato que se prepara al gusto de la persona. Y como tiene pasta, carne y/o verdura, resulta una combinación sana que tiene hidratos de carbono, vitaminas y proteínas. ¡Un poco de todo vamos¡ Bueno, aquí os dejo la receta que yo seguí la primera vez que los preparé (con ayuda de la chef jefa ^^). Y para que juzguéis vosotros mismos, al final del post os dejo una fotito del resultado que yo creo que, para ser la primera vez, no está mal....

Ingredientes: fideos soba (una alternativa es que si no dispones de este tipo de fideos, puedes optar por spaghetti finos, fideos o tallarines), salsa yakisoba o de soja, agua, un poco de aceite y ya los ingredientes que desees añadirles. En mi caso, yo opté por tiras de zanahorias, apio y trocitos de pollo. Pero hay muchas variantes y más opciones son : cebolla, col, trocitos de ternera, pimientos, setas, bacon, maíz...en definitiva, que hay un sinfín de probabilidades.

Y en cuanto a la preparación de este plato no hay mucho que decir, puesto que se trata de una receta bastante sencilla. Aún así, los pasos son los siguientes. Primero hay que preparar los ingredientes que se le añadirán a los fideos soba. Hay que cortarlo todo en pequeñas tiras y trocitos, para que luego se mezclen con los fideos y la salsa de la forma más sencilla. Tras ello, se saltean un poco en una sartén con unas gotitas de aceite a un fuego bajito. Hay que buscar el equilibrio entre que no estén ni crudos ni fritos. Acto seguido hay que conservarlos en caliente (o luego calentarlos en el tan socorrido microondas). Pues ya va quedando menos para probar el plato. Ahora lo que tenemos que hacer es cocer los fideos ( ¡ojo¡ sin cortarlos, no se deben romper para cocerlos); ponemos agua a calentar y cuando esté en ebullición, añadimos los fideos soba. Los dejamos un rato en fuego altito y luego los dejamos escurrir un poco. Pues llegados a este punto, nos queda echar los ingredientes en la olla con los fideos y echarles a todos ellos la salsa en cuestión. Es necesario que sepáis que hace falta echar bastante salsa, porque, como si fuera por arte de magia, se evapora bastante. Mirando cómo saber dónde estaba el punto exacto por foros, la mayoría coincide que lo ideal es que la salsa debe teñir a los fideos. Pues ya sí que sí: ahora se sirve el plato calentito y se prueba ^^.


2 comentarios:

  1. Buena pinta tiene desde luego, tendré que hacerla algún día de estos

    Un saludo, Raúl

    ResponderEliminar
  2. Le estoy cogiendo yo el gusto a esto de hacer recetas japonesas. Son fáciles y nutritivas, pues tienen un poco de todo, así que a degustar comidas orientales y así cambiamos un poco la rutina de siempre. Animo a todos a hacer lo mismo que yo. Buena receta nena nipona. Un beso monguero.

    ResponderEliminar