miércoles, 18 de agosto de 2010

Una gata multimillonaria

Ya sé que no hace falta ningún tipo de presentación. Sólo con poner esta imagen ya todo el mundo sabe que voy a hablar de Hello Kitty, una gata amada por muchos y odiada por otros tantos. Guste o no, esta linda gatita blanca es todo un icono y creo que existen de ella todo tipo de objetos, desde tostadoras, ropa, juguetes, comida hasta pasta de dientes y desodorante. Lo dicho, que es una gata multimillonaria y archiconocida. Puede que éste sea el motivo por el que se ha ganado muchos enemigos, porque está la pobre Hello Kitty hasta en la sopa (y nunca mejor dicho, ya que hay sopas con su imagen, jeje).
Yo no me considero una súper fanática de este personaje, aunque no puedo negar que es bonito y que tengo varios objetos de ella, que aquí debajo os muestro.
Remontémonos a los orígenes de este acierto comercial. Yo creo que la empresa que le dio la vida, Sanrio, jamás imaginó el éxito que esta gata iba a cosechar. Porque hay que saber que Hello Kitty nació hace...¡36 años¡ (es decir, en 1974) y, hoy por hoy, sigue estando presente en multitud de tiendas a lo largo y ancho de los cinco continentes. Normal que así genere más de 250 millones de ingresos anuales. Y mira que es fácil dibujarla: una gatita muy simple que ha calado hondo en la población nipona, siendo el referente kawaii por excelencia. Ahora me pondré a buscar imágenes de esta gatita en objetos o lugares no muy comunes, a ver qué encuentro y subo al blog. Pero ahora os dejo con mi Hello Kitty-pertencencias. Matta ne¡¡
En esta primera foto os pongo la ropa que poseo de ella: un conjunto de short y top y tres camisetas:



Y en esta otra fotografía de aquí se puede ver el resto de mi merchandising de Hello Kitty: dos peluches, 4 bolsos (uno mini de mano), pegatinas, unas sabrinas y un reloj de pulsera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario